Deportes / Aventura

Los trofeos desde la Antigüedad hasta nuestros días

19 febrero, 2016
Untitled design

Empresas como Fundesti son perfectamente conscientes de que los trofeos han evolucionado muchísimo a lo largo de la Historia. ¿Sabes cuándo empezaron a entregarse a modo de reconocimiento deportivo o bélico? Pues, como tantas otras cosas presentes hoy en nuestra cultura, en la Antigua Grecia.

La palabra “trofeo” procede del latín trophaeum y quiere decir  “monumento a la victoria”. Obviamente, en la época helénica los trofeos no eran como los que vemos hoy en las competiciones o en las galas culturales. Por aquel entonces lo que se hacía en las batallas era usar armas y estandartes capturados al enemigo para colgarlos simulando la figura de un guerrero. Lo normal, siendo una cultura politeísta, era dedicar el trofeo a alguno de los dioses del Olimpo. Como seguramente sepas, un reconocimiento común en la Antigua Grecia era la corona de laurel, concedida a los deportistas durante los Juegos Olímpicos. En la antigua Grecia había dos tipos de trofeos: el de armas, un tronco de árbol con ropaje y armamento y el trofeo “permanente”, de piedra o bronce. Se solían decorar con representaciones de armas del enemigo, victorias o trofeos. El primero de los trofeos que comentamos, el construido con armas, se dedicaba a uno o más dioses, normalmente a Zeus, a quien se le atribuían las victorias. El trofeo también tenía un significado desde el punto de vista jurídico. Representaba el límite que el vencido no podía rebasar tras perder una contienda.

fundesti

Los romanos, en cambio, construían grandes trofeos en la ciudad. Trofeos en forma de columnas y arcos. Ya en la Edad Media los ganadores de los eventos deportivos recibían cálices tradicionalmente de plata, lo que después pasaría a considerarse como copa. Los recibían los ganadores de las carreras de caballos  y después los de automóviles. Hoy en día, empresas como Fundesti hacen de los trofeos algo más accesible para todos. Las formas pueden ser tan variadas como quieras: estatuas de personas, animales o arquitectura, placas de metacritato con frases grabadas… Sea como sea, los trofeos siempre han sido la manifestación de la victoria considerándose recuerdos y memorias de éxito. Del cáliz de la época medieval hemos pasado a los trofeos personalizados de hoy día.

fundesti

En el sector del cine y la música vemos cómo los trofeos han adquirido su propia personalidad. Por ejemplo, en los Grammy se entrega un gramófono, en los Oscar una figura humana y en los premios Goya el busto del pintor aragonés. En la actualidad hay infinidad de diseños y materiales por los que optar. Además, gracias a los avances tecnológicos, los grabados alcanzan un nivel de calidad muy elevado. Como decimos, los trofeos hace tiempo que dejaron de ser patrimonio exclusivo de los eventos deportivos. Hoy incluso de usan como regalos de empresa. La tecnología en este campo ha avanzado tanto que incluso algunos creadores se valen de maquinaria 3D y de escultores profesionales. Todo para reproducir lo que el cliente busque por ejemplo a partir de un dibujo, una fotografía o de una idea que se tenga en la cabeza.

 

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR