Otros temas

¿Qué hace volar a los aviones?

11 abril, 2016
Untitled design (1)

Muchas empresas, además de acometer la limpieza de aviones, se ocupan de proporcionar a las aerolíneas algunos de los suministros que necesitan sus aparatos. Suministros que les permiten surcar los cielos siendo un medio de transporte estadísticamente más seguro que el coche. Por cierto, ¿sabes cómo vuela un avión?

Ten en cuenta que estamos hablando de unos aparatos que pueden llegar a pesar hasta 160 toneladas. Haciendo un poco de historia, tenemos que viajar hasta 1903. Ese año, los hermanos Wilbur y Orville Wright fueron los primeros en volar en un biplano propulsado a motor. Ahí comenzaría la historia de la aviación. Desde entonces y hasta hoy se han sucedido los avances tecnológicos. Para entender cómo vuela un avión tenemos que tener claras las nociones básicas de la ley de la gravitación universal de Newton y las del Teorema de Bernoulli. En este se basa el principio de la sustentación de los aviones. ¿De qué se trata? Principalmente en que, durante el vuelo, la corriente de aire que pasa por encima del ala recorre mayor distancia que la que pasa por debajo adquiriendo mayor velocidad. El resultado es una fuerza que aspira el ala hacia arriba.

limpieza de aviones

Para entender las razones que hacen volar a un avión debemos fijarnos preferentemente en la forma de las alas. El diseño hace que el aire circule más rápido por la parte superior del ala y más lento por la inferior. Esto provoca que la presión bajo el ala sea mayor que encima de ella y que, en consecuencia, el avión reciba un impulso hacia arriba. Para que el avión pueda levantar el vuelo, es necesario, aún en la pista de despegue, poner los motores a máxima potencia con los frenos accionados. Esta potencia dependerá de las características de la aeronave, del número de pasajeros y de la distancia que vaya a recorrer. De esto también depende la cantidad necesaria de combustible.

limpieza de aviones

A la hora de diseñar los aviones, los motores del aparato tienen que alcanzar una fuerza equivalente a la tercera parte del peso total. Tras poner los motores a tope, el avión recorre la pista hasta que se eleva el morro con el manejo de los flaps de cola. Estos hacen pivotar al avión y las alas aumentan así su fuerza de sustentación hasta que es posible el despegue. En el aterrizaje intervienen muchos factores como la dirección del viento, las turbulencias, la selección del campo, los obstáculos, la planeación y el efecto suelo. Todo termina con el denominado ‘flare’. Se trata de la operación con la que se abren los flaps para ofrecer más superficie a las alas. Es la manera de que, con menor velocidad, el avión siga sujeto en el aire. En el momento en el que el tren de aterrizaje toca suelo, los motores reorientan las aspas de sus turbinas y su fuerza frenando al avión. Todos estos elementos entran dentro de las tareas de limpieza de aviones. Terminamos con el tema de las turbulencias. Se trata de las sacudidas que experimentan los aviones cuando se topan con grandes ráfagas de aire durante el vuelo. No te preocupes porque la estructura de estos aparatos está diseñada para aguantarlas. Para mitigar su efecto y amortiguar las ráfagas se recurre a los llamados spoilers.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR