Viajes

¿Problemas con la maleta?

13 junio, 2016
maletas de viaje

¿Tienes clara la normativa de las principales aerolíneas sobre el equipaje de cabina? ¿Con qué tipo de maleta viajas? ¿Sabes aprovechar bien el espacio en su interior? En La Maleta de los Mundos hacemos un repaso por los tips principales a tener en cuenta a la hora de comprar una maleta para nuestras vacaciones.

 Es innegable que estamos ante una pieza clave a la hora de planificar nuestras escapadas. En el mercado encontramos una gran variedad de modelos: rígidas, flexibles, con asas extraíbles, con ruedas “upright” o “spinner”, etc. Ten en cuenta que no todas tienen la misma capacidad ni ofrecen el mismo grado de resistencia a golpes y todo tipo de incidentes que puedan sufrir durante nuestro viaje. Al ir a comprar una, una de las principales cosas en las que deberemos fijarnos es el peso. Normalmente las maletas se clasifican en función del volumen útil interior y la altura. Poco a poco los formatos están cada vez más estandarizados. Las categorías esenciales son cuatro: 55, 69, 75 y 81 cm. Obviamente, la capacidad de la maleta variará en función del número de días que vaya a durar nuestro viaje.

Los tamaños de la maleta se distribuyen en 3 categorías:

  • Mediano (altura 60-69 cm).
  • Grande (altura 70-79 cm).
  • Extra-grande (altura > 80 cm.

equipaje de cabina

En lo relativo a la profundidad, existen 2 categorías:

  • Slim cabin: 20 cm. La recomendada por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).
  • Cabin: 25 cm. Normalmente, las compañías aéreas permiten maletas de 25 cm de profundidad, cinco centímetros más que la slim cabin. Las que no lo permiten son algunas low cost como Vueling o Ryanair.

Al ir a comprar nuestro equipaje de cabina o una maleta de mayores dimensiones, hemos de pensar detenidamente en si la queremos rígida o flexible. En el primer caso serán más resistentes e impermeables pero también más caras. Son recomendables si viajamos con objetos frágiles. Además, sus cierres son más fuertes que la cremallera. Las flexibles o semirrígidas son menos resistentes pero la contrapartida es que disponen de más volumen útil. Son más ligeras y versátiles y suelen llevar bolsillos externos. Son más fácilmente amoldables a los espacios específicamente destinados al equipaje en los medios de transporte. Las rígidas suelen ser de polipropileno. Las de policarbonato combinan resistencia y poco peso, pero su precio es más elevado. En cambio, las flexibles suelen estar realizadas con tejidos textiles. Tenemos también la alternativa de las bolsas de viaje con ruedas, las que menos pesan pero también las que menos resistencia nos ofrecen.

comprar maletas de viaje

A la hora de comprar maletas de viaje unos de los modelos más populares siguen siendo los que incorporan ruedas. En las esquinas contrarias llevan dos topes para equilibrar la maleta cuando la ponemos de pie. Tenemos varios tipos de ruedas:

  • Upright: Son las más resistentes y sufren menos al ser fijas. Si tenemos que recorren distancias considerables con la maleta, estas serán las más recomendables.
  • Spinner: son 4 ruedas rotatorias independientes entre sí. Son más cómodas en superficies planas aunque su mecanismo rotatorio las hace más delicadas. Las hay incluso con freno incorporado.
  • De quita y pon: en el mercado hay marcas de maletas que incorporan ruedas extraíbles en algunos de sus modelos.

Por último, a la hora de fijarnos en el interior de la maleta, hemos de hacerlo en varias cosas. Por ejemplo, en si lleva cintas elásticas para sujetar la ropa, bolsillos internos por ejemplo para zapatos, perchas o bastidor de doblado o bandejas de separación.

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR