Otros temas

Medidas de seguridad en los trabajos de excavación

26 mayo, 2016
materiales de construccion

Ciertas empresas de venta de materiales de construcción se pueden ocupar de determinados trabajos especializados como las excavaciones. Tareas en las que hay que respetar unas medidas de seguridad concretas. Las repasamos en las siguientes líneas.

Este tipo de trabajos relacionados con el movimiento de tierras suelen ser frecuentes por ejemplo para acondicionar redes de saneamiento. Los principales riesgos de estos trabajos tienen que ver con los accidentes por sepultamiento o enterramiento tras desplomes, hundimientos o corrimientos de tierra. Entendemos por excavación la extracción de tierras realizada en zonas determinadas. Una zanja es una excavación larga y estrecha y un pozo una excavación vertical o inclinada de relativa profundidad. Otros conceptos básicos en este ámbito son los de vaciado y sistemas de entibación. El primero es una excavación a cielo abierto acometida con medios manuales o mecánicos. Por su parte, los sistemas de entibación se usan para sostener las paredes verticales de las zanjas.

easo

Como decimos, los riesgos más importantes a la hora de acometer trabajos de excavación van desde caídas, desprendimiento de materiales, atrapamientos, golpes con herramientas o derrumbamiento del terreno. Por eso, existen una serie de medidas básicas a aplicar en cualquier tipo de excavación. Lo primero será analizar las características físicas y mecánicas del terreno. En ocasiones puede ser necesario realizar un estudio geotécnico para saber cuál es el método más apropiado para proteger el interior de las instalaciones. Si no se recurre a un sistema de entibación, en su defecto hay que conocer el riesgo sísmico de la zona. Por descontado, hay que tener localizadas las conducciones y canalizaciones de agua, gas, teléfono, saneamiento y electricidad. También es preciso verificar la excavación diariamente. Los equipos de protección individual (EPI’s) incluyen calzado, casco, gafas, guantes y chaleco reflectante. Decíamos antes que dentro de los trabajos de excavación hay que distinguir claramente entre zanja y pozo por un lado y vaciado, por otro. En el primer caso se considera “peligrosa” a toda excavación que, en terrenos sueltos, alcance una profundidad de 0’80 metros y 1’30 metros. Para asegurar la estabilidad de la zanja o pozo se pueden realizar cortes verticales sin entibar. En épocas de lluvias hay que revisar la zanja y todo el sistema de entibación antes de empezar con los trabajos. Si hay riesgo de inundación se recurrirá a la instalación de bombas de achique para eliminar el agua con celeridad,

venta de materiales de construccion

En el caso de los vaciados, estos se pueden acometer construyendo de forma previa una estructura de contención en sus paredes o sin ella. Todo depende, entre otras cosas, de si hay o no edificios colindantes. Esta estructura previa puede ser o un muro colgado anclado o una pantalla de pilotes y micropilotes. En el exterior de las excavaciones que acometan empresas como Easo hay que colocar también las correspondientes medidas de seguridad como vallas fijas con barandillas y rodapiés y señales y balizas en el caso de que sea una zona no transitable o de trabajo. Si el personal tiene que acceder al interior de la excavación ha de hacerlo preferentemente sin maquinaria en el interior. Si no es posible, habrá que separar al operario de la máquina o vehículo con una barandilla.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR