Deportes / Aventura

Consejos para un primer día en la nieve

13 enero, 2016
Consejos para un primer día en la nieve

Los viajes de esquí son una experiencia y una forma de ocio muy recomendables en invierno. Cada año son más y más las personas que se apuntan a practicar este deporte gracias a muchos factores, como el descenso de los precios tanto en desplazamiento como en materiales, la multiplicación de pistas en nuestro país o la popularidad de otras disciplinas como por ejemplo el snowboard.

Aunque han tardado más de lo esperado, la bajada de temperaturas ha traído consigo el descenso de la cota de nieve y la apertura de una buena parte de las estaciones de esquí de nuestro país. En Infonieve puedes ver al instante cuáles están abiertas al público y los kilómetros hábiles. A partir de ahora y hasta el final de la temporada, miles y miles de personas disfrutarán de su pasatiempo favorito. La inmensa mayoría de ellas repetirán experiencias pasadas. Pero, ¿qué hacer si es nuestra primera vez? ¿Cómo afrontar el debut en la nieve? Desde La Maleta De Los Mundos nos gustaría darte unos cuantos trucos que te resulten de utilidad.

Lo primero de todo que tenemos que tener siempre presente es que los viajes a la nieve son para disfrutar. ¿Va a ser todo fácil? Seguro que no. De hecho, es fijo que se te presentarán varias dificultades en tus primeros descensos, pero poco a poco irás mejorando tu destreza. Lo más importante es no agobiarse al vernos incapaces de controlar los esquís. Poco a poco.

viajes de esquí La segunda clave que hemos de tener siempre presente es confiar en nosotros mismos. Este consejo no es exclusivo para la nieve. Si bajamos pensando que nos vamos a caer, seguramente pasará más pronto que tarde. Mantener una actitud positiva resultará fundamental.

Lo primero que tiene que aprender un principiante es a hacer la cuña. ¿En qué consiste básicamente? Es un recurso muy eficaz para frenar. Ejecutarla de forma correcta permite ahorrarse un buen número de caídas.

Como sabrás, en una estación hay diferentes pistas clasificadas por su nivel de dificultad. Para crear este ranking se utiliza un código de colores. Así, las verdes serán las más fáciles, pasando por azules, rojas, moradas o negras hasta llegar a las más complicadas. Por muy ansiosos que estemos, deberemos especializarnos en las primeras, evitando la tentación de querer ir más rápido que nuestra habilidad.

También habrá que tener bastante precaución con las placas de hielo, sobre todo en los días en los que el tiempo sea menos apacible. Lo cierto es que son difíciles de detectar para los principiantes, sobre todo si estamos en plena bajada. Estos puntos son realmente resbaladizos, aumentando la velocidad y reduciendo nuestro control.

estaciones de esquíEs muy común que la gente en sus primeros viajes de esquí no consiga controlar bien sus descensos. La mayoría de los novatos suele mirar más para sus pies que hacia delante, lo que es un error. Manteniendo la vista siempre al frente se tendrá un mayor control y perspectiva de hacia dónde nos movemos.

En último lugar, piensa que acabar en el suelo no es mala opción. En ocasiones, algunos esquiadores comienzan a coger algo de velocidad, llegando a entrar en pánico. Si te ocurre, piensa que tirarte no deja de ser una forma de frenar (algo brusca, eso sí). Pero puede ser mejor solución que chocar con otra persona, una pared o salirse de la pista.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR